Información

Procedencia:
Estados Unidos
Sello:
ANTI
Distribuidora:
PIAS

Cass McCombs siempre ha citado, sobre todo al principio de su carrera, su apego por la existencia nómada. No ha de extrañar tampoco, en vista de eso, que tras publicar su primer largo, “A” (2003), se pasara dos años de gira, tocando en todos lados. Estuvo en el festival All Tomorrow's Parties, abrió para Blonde Redhead. Antes ya había girado con Palace (Will Oldham antes de ser Will Oldham) y cuando sacó su segundo disco, “PREfection” (2005) volvió a hacerlo con Modest Mouse. Ahí empezó su incursión en las listas de lo mejor del año, de los “artists to watch”, que con el paso del tiempo se convirtió en habitual. Su indie rock de ascendencia lo-fi se coronó en 2011 como uno de los talismanes del presente alternativo. Fue el año en que lanzó dos álbumes, “Wit's End” y “Humor Risk”, que desvelaban más y mejor su aura enigmática de vagabundo dylaniano, su apego al al desespero y la soledad. Esa misma senda, la de latir más fuerte y sangrar más, pero hacer que no lo parezca, la exploró con “Big Wheel And Others” (2013), disco doble con veintidós canciones. Su sucesor, “Mangy Love” (2016), con colaboraciones de Angel Olsen y Blake Mills, lo llevó por terrenos de soul experimental y psicodelia retorcida, dando como resultado el trabajo suyo que mejor encajaba con los parámetros de su directo.

El febrero de 2019 publicó su “Tip Of The Sphere”. En esa entrega incorporó más referencias a su rock clásico, aunque con su habitual sutileza, con ecos que pueden ir desde Richard Thompson hasta Warren Zevon, si bien con su americana expansiva Elliott Smith continúa siendo, tal vez, la principal referencia que viene a la mente. En mayo de 2020 volvió a la actualidad con una nueva canción, “The Wine Of Lebanon”, subyugante single meditativo de arreglos sutiles que trata, según sus palabras, “sobre los rituales que ofrecemos a los que han partido y sobre el vino como una alegoría de la vida”. La composición, en cuanto a su letra, se centra alrededor de la frase-pregunta “¿qué puedo ofrecerte?”, que va resonando mientras McCombs se mira en el espejo de situaciones no demasiado amables, esas en las que la suerte gira la espalda. Y en octubre de 2020 lanzó "Don't (Just) Vote", donde colaboraron Angel Olsen, Bob Weir y Noah Chomsky. Su próximo disco, “Heartmind”, el décimo de su carrera, se publicará digitalmente el 19 de agosto. En vinilo estará disponible en septiembre. Sobre este trabajo, que contiene ocho canciones, Cass ha dicho lo siguiente: “Hice este álbum como una manera de soportar la pérdida de algunos amigos cercanos. Sus recuerdos me guiaron a través de él y espero que puedan vivir dentro de esta música. Extrañamente descubrí que no eran ellos quienes se habían perdido, sino que era yo”. En este sentido, cabe mencionar que “Heartmind” está dedicado al recuerdo de Chet JR White, Sam Jayne y Neal Casal. Finalmente, y al margen de la música, apuntar que en 2019 McCombs firmó el libro de poemas “Toy Fabels”.