Información

Procedencia:
Estados Unidos
Sello:
Cinquefoil

Podría decirse que Jolie Holland es lo que sería Joe Henry de haber nacido mujer, dieciséis años después y en Texas, en vez de haberlo hecho en Carolina del Norte, aunque con el mismo gusto ambos por el cambio de paisajes. Habría que añadir que Holland ha ido mostrando cada vez mayor inclinación por la guitarra eléctrica que por la acústica y que además militó en The Be Good Tanyas. Si la seguimos describiendo usando comparaciones no hay que olvidar la conexión con Tom Waits: no solo ambos han publicado en el mismo sello, ANTI, donde han salido la media docena de álbumes que Jolie sacó desde su debut, “Catalpa” (2003), hasta “Wine Dark Sea” (2014), sino que el autor de “Rain Dogs” la viene aplaudiendo desde el principio: propuso a Holland, tras escuchar su primer trabajo, para los premios Shorlist (que se conceden en Estados Unidos al mejor LP del año que haya vendido menos de medio millón de copias). Otro fan destacado suyo es Sage Francis, quien en 2005 declaró que “Escondida”, la segunda obra de la texana, era el disco que más había escuchado el último año.

En esos tan bien recibidos inicios de su carrera ya estaban las semillas musicales que luego la estadounidense ha ido regando, podando, injertando en nuevas direcciones. A saber: letras ricas en imágenes que se expresan con un lenguaje escueto, desnudo y gótico, y que conectan con aquella Norteamérica mítica de "La República Invisible" de Greil Marcus, pero desde un punto de vista actual, que fija su obra en el presente. Y en la atemporalidad. Su música de base folk va fracturando la tradición mientras busca belleza en ecos del pasado, sean estos country, blues, jazz, gospel o canciones de salón del siglo XIX. A todo ello Jolie le aporta a todo un toque experimental, un barniz que puede aceptar los sufijos post, neo o avant, según el gusto de cada uno. En su último disco, "Haunted Mountain" (2023), ha contado con la colaboración de Buck Meek (el guitarrista de Big Thief), de la misma manera que ella ha colaborado en el último álbum de él, del mismo título y también publicado este año, como coautora de cinco de sus canciones. Un magnífico trabajo donde desde su propia personalidad y con una voz reconocible invoca lo mejor de nombres como Lucinda Williams, Rickie Lee Jones o el arriba citado Waits.